InDIARIO DE VIAJE, REFLEXIONES

GENERACIÓN “Y” O MILLENIUM

 

Dedicamos un artículo a pensar, analizar y escribir sobre una generación de la cual nos sentimos parte, nos identifica, nos representa. Sentimos la necesidad de leer e indagar un poco mas aquello que nos personificaba, y de esta forma encontrar respuestas y diseñar nuestra propia historia. Antes de emprender el viaje, con tantas preguntas, necesitábamos redefinirnos.

 

Pertenecemos a una generación nacida entre 1981 – 2000 con quien compartimos algunas características generales según algunos estudios: apreciamos las oportunidades de desarrollo y crecimiento, relacionado con un aprendizaje constante y un valor sumamente alto asociado a la experiencia. Por eso, no es suficiente una motivación a base del dinero. Mejor aún, beneficios como demostración del valor de las cosas, del sentido, del propósito. Pensamos en el trabajo como disfrute. Buscamos permanentemente nuevos conocimientos y nuevas experiencias, respetando y valorando el profesionalismo, la responsabilidad y el conocimiento, y recibiendo las diferencias con entendimiento y comprensión. Nos gusta trabajar en coherencia con nuestros valores y visiones en la vida. Creemos importante el desarrollo en diferentes ámbitos de nuestras vidas, no solo lo profesional (aunque éste se vea transformado y enriquecido también). Por ello valorizamos nuestro tiempo, la flexibilidad del mismo. La importancia de ser dueños de nuestro tiempo.

 

Somos responsables, organizados, estudiosos, persistentes. Características que cualquier empresa busca no? Pero no encuadramos, no nos hallamos, sentimos que estamos atados, que no poseemos libertad propia y nuestra motivación cae después de un tiempo de responder a directivas que no son nuestras.

 

Pero no es fácil encontrar ese mundo laboral que buscamos. Para ellos precisamos desaprender para volver a aprender, romper esquemas y patrones que están instaurados en nosotros mismos hace ya mucho tiempo.

 

Estamos bombardeados por expresiones del estilo “en los tiempos de antes los jóvenes eran mas responsables”, o “las nuevas generaciones…”. Creemos que eso significa pensar en la diferencia como conflicto en vez de integrarlos, asimilarlos y progresar. Si todos entendiéramos que hay un lugar y una necesidad que satisfacer para cada uno de nosotros, y que el poder de encontrar ese camino reside en cada uno de nosotros, empezaríamos a actuar según nuestros deseos, confiando en nuestra sabiduría y no en patrones establecidos por la sociedad, cumpliendo órdenes, deberes, legitimando un sistema que abriga al consumo y perpetúa ese régimen: ir al trabajo, la rutina, quejándonos de todo, agredir y ser agredidos por el jefe, por una persona en la calle, por un cliente, sintiéndonos solos, inseguros, impotentes por tener solo un pensamiento que manda nuestra  mente: es lo que me tocó, “no puedo” dejar todas mis obligaciones, de qué voy a vivir? Estamos tan profundamente ligados a esos pensamientos, naturalizando cada acto, sin saber que cambiando el no puedo por el “quiero” nos liberaríamos de esa opresión.

 

No sé si hemos llegado muy lejos con el análisis y la reflexión, pero sabemos que esta punta del ovillo es lo que nos ha ayudado a tomar la decisión, de aquello que no queremos y aquello que sí queremos. Mucho iremos descubriendo en el camino. Pero ahora ya no hay en tercer responsable de nuestro destino. Esos responsables seremos nosotros.

0

You may also like

Dejá una respuesta