InDIARIO DE VIAJE, REFLEXIONES

EL TIEMPO

Por qué hablar del tiempo? Porque es una palabra tan usada en nuestro día a día y una de las excusas perfectas para no iniciar el viaje, cambio, proyecto que tanto queremos o simplemente perseguir algún sueño. No tengo tiempo para… Pensemos cuántas veces decimos esto… Y siempre lo postergamos. Pero para cuándo? Estoy convencida de que lo que distingue una vida maravillosa es el modo en que la persona emplea su tiempo. Lo cual se condice con una mente esclarecida, que sabe lo que quiere. Como dice Isaac Pitman “Un tiempo bien organizado es la señal más clara de una mente bien organizada”.

 

El tiempo es un recurso “no renovable”, por eso es tan importante lo que hacemos con él. Administrar el tiempo de forma creativa y no rutinaria o convencional, haciendo algo que nos lleve a una vida plena, llenando nuestro día y nuestro tiempo con significado. Tiempo invertido para renovar la mente, el cuerpo y el espíritu. Cuánto tiempo le dedicás a todo ello por mes? por semana? por día? No todos sabemos lo que queremos, ni cómo actuar ante algunas situaciones. Por eso la importancia de darnos ese tiempo para tomar decisiones según nuestra verdad. Realizando actividades de alto impacto para diseñar la vida que queremos. Me refiero a actividades con mucho interés y sentido, que eleven nuestro aprendizaje. ¿Acaso pasar horas chismoseando, mirando TV, durmiendo muchas horas, de shopping o preocupadas excesivamente por el cómo me ven, hablando siempre del otro enriquecerán nuestras vidas, llevándonos a una vida extraordinaria llena de sentido y significado? Mi respuesta es NO. Tampoco me refiero a dejar de trabajar o de cumplir nuestras responsabilidades, sino a organizar nuestro tiempo tan valioso para tener tiempo en fomentar nuestro autoconocimiento, que por consecuencia traerán esclarecimiento y tomas de decisiones mas acertadas.

 

Para ello creo que es necesario disciplina y fuerza de voluntad. Aún viajando. Todos tenemos ciertas metas y creo que para conseguirlas debemos mantener cierta disciplina y fuerza de voluntad.

 

Esta valoración del tiempo se relaciona también con el aprender a decir que no, para darle paso a grandes cosas. Siempre habrá situaciones, personas, excusas que dificultan encontrar ese tiempo preciado. Un llamado telefónico de alguien que hace mucho no ves, un jefe que te pide que te quedes un rato más, un hijo pidiéndote algún favor. Pero no tiene nada de malo decir hoy no puedo, hoy programé una cita con migo misma. Para encontrarme con el otro, primero debo encontrarme con migo. De esta forma empezamos a valorar nuestro valioso tiempo y los demás también lo harán. Por ello creo que debemos lidiar con estas situaciones. Lo intentamos?

 

QUIENES SON DUEÑOS DE SUS TIEMPOS VIVIEN UNA VIDA MAS SENCILLLA

2

You may also like

2 Comments

  • amelia barotto

    que lindo es el tiempo!!!!! pero porque le asignaremos la culpa a él de lo que nosotros no nos animamos a hacer…..estamos tan ocupados en cumplir …con el trabajo, familia,obligaciones de todo tipo; que cuando nos animamos a hacer algo simple nos parece que alguien nos va a juzgar….pero en realidad no pasa nada. Vivir cosas sencillas debería ser fácil….y ser dueños de nuestro tiempo y emplearlo en lo que nos hace bien debería ser parte de nuestra rutina….no??

    mayo 27, 2016 at 3:25 pm Reply
    • mariabelen

      Me encantó! Así es, o así debería ser… Nuestro tiempo, nuestra vida es tan valiosa! Pero primero, nosotros debemos darle la atención y el valor que se merecen! Gracias, muchas gracias por tus palabras y tu apoyo incondicional!

      mayo 28, 2016 at 4:21 pm Reply

    Dejá una respuesta