ILHA GRANDE: Relatos de una Aventura

Podría numerarles y describirles 106 playas, decenas de islas, caminatas, paseos turísticos, paseos en lanchas, barcos y muchas otras opciones para hacer en una Isla paradisíaca, informaciones que se encuentran en internet cuando uno busca qué hacer en un lugar tan turístico. Pero a mi particularmente me atraía otra cosa de la isla. Me preguntaba qué tenía de especial la isla que atrae a miles de turistas el año entero. ¿Por qué nadie se quiere volver? ¿Cuál es su encanto?

Les voy a contar mi respuesta: La conexión con lo Natural. Esa necesidad de volver a nuestra esencia natural, a ese sentimiento profundo de paz que todos anhelamos. ¿Acaso no nacemos con esta cualidad y se pierde poco a poco en el camino?

Nos quedamos 21 días en la Isla. No hemos hecho ni un paseo en lancha. Hemos elegido la opción de conocer a través de nuestros sentidos y no por lo que nos quisieran vender.  De lo contrario hubiésemos conocido la isla por fuera. La decisión de vivirla por dentro con su gente, con su cultura y la diversa flora y fauna fue una conexión mágica. Dejo algunos datos de ejemplo: Lopez Mendez (una de las más famosas de la Isla) 6 km de trekking, 2 hs de ida y 2 hs de vuelta, o R$36 en lancha. Abraozinho 1 hs ida y vuelta de trekking o R$30 de Lancha, es posible dar la Vuelta a la Isla en algunos pocos días o R$150.

Pero les voy a relatar nuestra mejor experiencia en la Isla!! El ascenso al Pico do Papagaio…

¿Quién no soñaba vivir esas aventuras de la selva cuando veía películas como el Rey León, o Tarzán, o leía libros de la selva? Quisimos volver a sentir ese entusiasmo de niño y nos adentramos en la selva!!

14 30hs y emprendimos nuestra caminata.  6 km de caminata en subida en el medio de la selva. Casi pegamos la vuelta apenas comenzamos.

B: Amor, qué es ese ruido?

L: Son los barcos, ruido de motores, no te preocupes.

B: mmm (no me convenció ni un poquito, pero continuamos)

2 minutos después…

B: Amor, mepa que no son motores. Parecen gorilas!!!

L: Quedate tranqui, estoy seguro que son barcos! Fijáte que es un ruido constante… o los monos no respiran, una de dos.

B: mmm (a todo esto en mi cabeza algún gorila se acaba de comer a una persona).

2 minutos después no se escucha más nada.

L: che me parece que tenés razón, no son barcos.

B: Qué hacemos ahora!??

Y así, muy pero muy alertas con todos nuestros sentidos bien despiertos, y haciendo caso omiso a todo lo que nos habían hablado respecto a la cantidad de seres vivientes que podíamos encontrar en el camino (no seres humanos); decidimos continuar.

Nos habían comentado también, que podíamos perdernos ya que el camino no estaba muy bien marcado. Nuestra realidad, o mejor dicho aquello que creamos para sentirnos seguros fue otra. Para  nosotros el camino estaba bien marcado, pues íbamos encontrando montoncitos de tierra? Caca de personas? De animal? No sabíamos bien qué era, pero estábamos seguros que alguien las había colocado para ayudar a quienes íbamos sin guía. Luego cuando bajamos nos dijeron que era una lombriz gigantesca, de 1 mts y bien gordita! Pero mientras tanto, durante la travesía, nosotros íbamos felices porque nunca nos perdimos. Una super lombriz que nos marcó el trayecto perfectamente!!

Llegamos a las 17 hs y ya teníamos que juntar leña seca para una hacer una fogatita que dure toda la noche y nos mantenga calentitos, pues atardece temprano (18hs mas o menos) y precisábamos aprovechar el poco tiempo de luz que nos quedaba. Además elegir el lugar para dormir, aunque no hemos elegido el mejor lugar (creo que era el lugar más duro e incómodo), de hecho no dormimos en toda la noche porque no entrábamos, pero preferimos tener el amanecer en nuestra ventana sin nada que se interponga.

 

006

 

Sin carpa. Sin colchón. Sin bolsa de dormir. Recibimos la noche. Una noche cálida y silenciosa. Con el atardecer los ruidos de la selva iban apaciguándose, dando lugar a una paz y una tranquilidad que llenan el alma. Con el amanecer, los ruidos, los movimientos, la vida volvían a darnos la bienvenida y con ello sabíamos que un nuevo día estaba comenzando. Un amanecer multicolor… Y con ello un nuevo renacer. Esa naturaleza, esa selva, ese hábitat nos abrió sus “puertas” sin hacernos daños, en contraste con lo que nos habían dicho antes de emprender esta gran experiencia y lo que nos iban a decir después. ¿Podremos algún día aprender de esa sabiduría, y convivir con la naturaleza en perfecto estado de equilibrio sin dañarla?

 

009

 

007

 

Bajamos en 1:30hs. Pensando. Reflexionando. Sintiendo que esas experiencias vívidas nos motivan, nos dan vida y entendiendo que todo lo que necesitamos lo tenemos o lo tendremos en el momento que sea necesario.

 

 

Queremos compartirles estas bellisímas postales de la isla, agradeciendo a la fotógrafa Magali Iturmendi por su buena onda con Viaja y Reíte! Les dejamos su página para que conozcan su maravilloso trabajo y con fotos que quitan la respiración..https://www.flickr.com/photos/magali_iturmendi

 

ilha-grande-3

…Este paraíso es en Praia Vermelha, Ilha Grande…

ilha-grande2

…Mirador en Praia do Aventureiro, Ilha Grande…

 

3 Replies to “ILHA GRANDE: Relatos de una Aventura”

  1. MI primer pensamieno es:”SON LOCOS..?”pero dps desemejante descripción me pregunto”somos locos o tontos losq nos perdemos todo eso por hacer lo más cómodo(y caro)? menos mal q no sabía cuando lo estaban haciendo….jajaajajaj(por ser la mamá).La descripciónde cuando lossonidos se acallan y vuelven al amanecer esperfecta, como en el Rey q marcó creo la y niñez de uds.y nuestra adultez.

  2. Cele Hernandez Gonzalez says: Responder

    Alentando espiritus!!!! en unos dias me aparesco por Isla Grande!!! Abrazo

    1. Super recomendado Ilha Grande!! Abrazo grande Cele!!

Dejá una respuesta