InBRASIL, DIARIO DE VIAJE

MINAS GERAIS NOS ABRAZÓ!

Entramos al estado de MINAS GERAIS y todo resultó ser una sorpresa. Como explicarlo? Veamos, tal vez una ecuación sea un poco más didáctica:

Una ciudad = un gran recibimiento/acogimiento = una sorpresa.

No vamos a entrar en detalles de lugar por lugar y persona por persona, para evitar aburrimiento, bostezos y gente dormida arriba del teclado leyendo de personas y lugares que no les resultan familiares. Pero permítanme contarles algunas cosas de Minas Gerais, un estado donde el pueblo te abraza, te recibe y te estrecha su mano incondicionalmente. Además de la comida y gastronomía que resulta ser el ingrediente que realza esta receta.

Decidimos alejarnos de nuestra ruta inicial (el litoral brasilero con sus playas paradisíacas) y adentrarnos a conocer un poco más a su gente y sus comidas.

Llegamos a Sao Thomé das letras, parando en Cruzilia a preguntar cómo estaba el camino, pues nos habían contado que no era aconsejable para kombis. Las personas, siempre se mostraban muy interesados por nuestro viaje, por los detalles y nunca dejaban de darnos sus palabras alentadoras. Continuamos unos casi 40 km por tierra, no muy bueno el camino, pero gracias a que la gente no nos dejó dudar, seguimos y nos encontramos ante un pueblo mágico, un centro energético con una conexión subterránea al Machu Pichu, que nos regalaría unas puestas de sol de las más increíbles de nuestras vidas, y no lo digo solo por la vista asombrosa, sino por las personas que colaboraban para que todo sea perfecto. Algunos apreciaban estas puestas de sol meditando, otros aplaudiendo, otros respetando el silencio, permitiendo entrar en la experiencia extraordinaria de reverenciar un astro. Luego llegaba el momento de compartir entre todos, a través de la música  (guitarras, quenas y otros instrumentos no faltaban), el canto y la palabra. Nosotros con nuestro infaltable mate.

 

dsc00827

…Puesta de sol, o “Por do Sol” visto desde Casa da Pirámide…

dsc00848

…La Casa de la Pirâmide está localizada en el Parque Municiapl Antônio Rosa y brinda una visión 360°…

dsc00859

…Lucho contemplando la vista desde la Casa de la Pirámide…

 

Primera noche en Sao Thomé y nuestra segunda noche de “camping” propiamente dicha. Necesitábamos una ducha, y para personas tan novatas como nosotros a veces parece un tanto complicado. Fuimos a preguntar a unas posadas, algunas nos decían que no prestaban ese servicio, otras nos cobraban muy caro y las estaciones de servicio no tenían. Hacía mucho frío, después de dar un par de vueltas más, desistimos y fuimos a preparar una sopa para calentarnos. Un rato antes de comer, nos llevamos un buen susto! Alguien se asomó por las ventanas empañadas de la kombi y nos preguntó si habíamos conseguido baño. Ante nuestra negativa nos ofreció su casa. Sorprendidos, pensando cosas totalmente absurdas sin estar muy seguro qué decisión tomar, finalmente ganó las ganas de tomarnos un baño. Fuimos a su casa, un departamento hermosísimo que aniquiló toda hipótesis hecha de antemano. No solo un baño de agua caliente, con una bañera hermosa y vidrios de mampara, sino que nos ofreció un Brigadeiro delicioso de postre, luego de compartir la sopa. Después de una ardua reflexión, pensamos cuán errados estábamos y con cuántos miedos vivimos, y que esas personas hacen el mundo más confiable, más lindo y más ameno.

Con un poco de pena, aunque con ganas de estar en la ruta otra vez, luego de 3 noches en Sao Thomé, continamos nuestros viaje rumbo a Carrancas. Nos habían hablado de las increíbles cascadas pero sinceramente el paisaje para llegar hasta allí hablaba por sí solo. Maravilloso! Ya en Carrancas queríamos experimentar comida Minera. Decididos, salimos en busca! Fuimos a un quiosquito y preguntamos si conocían algún lugar. Nos enviaron a 2. Dispuestos a ir, continuamos nuestra caminata y en eso uno de los chicos que estaba en el quiosco nos dijo que su mamá estaba cocinando y que por R$10 los 2 comeríamos comida de cocina a leña y en su propia casa!! Aceptan? Sí!!! Su mamá, que no esperaba visitas, con mucha vergüenza por estos 2 extranjeros invitados, aceptó pero con la condición que no pagásemos; nunca le negaría un plato a nadie nos expresó. Todos en la cocina charlando y disfrutando del arte de cocinar, escuchando a esta mujer que no sin lágrimas en los ojos nos relataba su vida. Una experiencia única e inolvidable.

dsc00892

…Blanquita posando frente a la Iglesa Nossa Senhora da Sra. da Conceição…

 

Al otro día decidimos seguir rumbo. Nuestras expectativas habían sido superadas y no por las cascadas. No por las puestas de sol. No por los paisajes ni los lugares. Sino por la gente que habitaba cada lugar.

Y así llenos de felicidad y amor por este mundo llegamos a Tiradentes. Una hermosa ciudad, estilo colonial, bien pintoresca, que nos recordó Villa General Belgrano o Bariloche. Salí a caminar, a pasear y conocer el movimiento de la ciudad. Cuando llego Lucho me dice, tenemos la noche solucionada, un hombre nos invitó a su casa, que queda a 10 km de Tiradentes, en Bichinho. Solo tenemos que ir a hablar con él, está allá con su familia. Nos acercamos, y luego de conversar y compartir una obra de teatro al aire libre partimos para su casa. Lo que no nos íbamos a imaginar es lo que vendría después. Realmente estaba la persona adecuada y nosotros en el lugar exacto. Nos quedamos 1 semana. Lucho dibujó. Yo escribí. Una hacienda en el medio del mato. Su “casa” era un lugar de hospedaje tipo 5 estrellas. Nos invitaron a quedarnos en lo que próximamente será un hostel; una casa del estilo de las haciendas de la época colonial de Brasil. Una familia nos recibió y realmente nos hizo sentir como en casa. Comimos sopa con Vino Argentino, pizas caseras con vino Chileno e italiano, feijoada, carne de panela con chilote, y muchas otras comidas caseras (y bien mineras).

dsc01236

…Una familia que nos abrazó! Agradecidos por esta bendición de poder compartir nuestro sueño con el amor de una familia…

dsc00971

…En este hermoso complejo de casas contemporáneas fuimos recibidos! Gracias Ellen, Alexander por darnos ese calor familiar!

Nuestro último domingo en Bichinho sucedió algo,  que una vez más nos dejaría boquiabiertos. Se acerca una chica llamada Josy:

J: son de Argentina?

B: Sí, de Córdoba.

J: Encerio??Que lindo! Yo estudié ahí, durante 2 años en la facultad de Bellas Artes. Yo estoy acá a la vuelta, vayan a ver nuestro trabajo y tomamos algo.

Y así ella se despidió. Cuando yo voy a buscar sus “trabajos”, pensando que eran artesanías (de hecho había estudiado en la facultad de arte) nunca lo encontré. En ese instante aperce Josy desde el fondo de un restaurante:

J: que bueno que viniste! Ustedes son mis invitados, pueden servirse lo que desean, siéntanse cómodos…

Ella era la dueña del restaurante Ora-Pro-nobis. Y nosotros sus invitados de honor. Sin más, aprendimos que los mejores momentos te los dan las personas. Comida mineira en la cocina a leña. Bolinhos fritos de feijão, Feijão Tropeiro, Pururuca, Frango con Ora-Pro-Nobis (es una hoja verde del lugar, de allí el nombre del restó), Lambarí (pescado frito), Quiabo (parece una polenta), Chambe con chiloe y chuchu (tipo berenjena a la vinagreta). No podía faltar el postre: queso minero (que tanto yo quería comer) con dulce de mamón y dulce de higo. Café de sobremesa con un alfajorcito y raspadura para endulzar… algo más?? Sí! Nos dieron manzanas mineros que experimentaríamos al día siguiente y realmente una piedra de azúcar.

 

ora pro nobis

…Comida hecha en cocina a leña con ollas de hierro fundido!! Delicias mineras…

 

Un día para dejar escrito y recordar. Pero ese día no terminaría allí! Viene Alex Terra, un artesano del lugar, y como para coronar la tarde nos invita a realizar una caminata al otro día con él. Puro aprendizaje, de plantas, de animales, de la sabiduría de esta naturaleza que no deja de sorprendernos, de saberes populares, de la esencia del ser humano, del significado del confort, etc etc. Y llegamos al “jardín Secreto” como él le dice. Realmente como uno lo imagina, detrás de nuestras pisadas mariposas revoloteando y frente a nosotros una maravilla natural, la sierra de Sao José se extendía y nos dejaba sin poder respirar.

 

dsc01058

…Alex Terra, nuestro guía, quien con toda su sabiduría consiguió que observáramos con otros ojos…

 

Mina Gerais nos sorprendió. Nos abrazó. Y principalmente nos hizo confiar. Confiar en que el mundo y las personas que habitan en él son por naturaleza llenas de amor, de sabiduría y principalmente bondadosas. Permitirnos dejarlas entrar y confiar es nuestra tarea. Una materia pendiente que debemos explorar. Y que mejor que hacerlo viajando!

Muchos personajes y situaciones de nuestra historia no son dejados de lado, sino que serían tantos que el blog se tornaría muy extenso. Muchas cosas quedarán en nuestro recuerdo, sin ser olvidados. De todas formas queríamos agradecer a todas las personas que hacen que este viaje sea un sueño lleno de aprendizajes.

Dejamos aquí el Facebook de aquellos nombradas en este relato, pues son personas reales, de carne y hueso! De paso pueden conocer la especialidad y los trabajaos de cada uno:

Alex terra: https://www.facebook.com/profile.php?id=100006303316220&sk=about

Josy: https://www.facebook.com/orapronobis.bichinho/?fref=ts

Ellen y Alexandre: http://baubrasil.com/

 

0

You may also like

Dejá una respuesta