BUENA VISTA HOSTEL, nada es casual

Diego, dispuesto a toda hora a ayudarnos. Empujando la combi, dándonos tips de la ciudad, ayudándonos con traducciones. Siempre al pie del cañón!!

 

Evitamos grandes ciudades. Pero Ouro Preto, en Minas Gerais Brasil, nos llamaba la atención. Queríamos conocerla. No sabíamos por qué, pero queríamos pasar un par de noches. Hasta ese momento los pueblos nos inspiraban confianza y seguridad para estacionar la combi frente a la plaza, en estaciones de servicio, frente a casas de familia, sitios baldíos. Pero Ouro Preto ya era un poco más grande. Decidimos escribir a algunos lugares de hospedajes preguntando si realizaban intercambios de trabajo por estadía. Pero quién nos recibiría y daría trabajo por tan solo 3-4 noches? Sí, eso mismo que todos se cuestionan, nosotros también.

Llegamos a la ciudad sin respuesta de dónde quedarnos (pues nos es difícil mientras viajamos tener internet a toda hora). Fuimos a la plaza central y preguntamos si conocían Buena Vista Hostel. El chico comenzó a reír. Era el dueño. Quien había leído nuestro mensaje. Había respondido y reconoció la combi. Enseguida nos indicó que a 3 cuadras no más estaba el Hostel. Nos pidió que lo esperásemos. Casualidad? Destino? Suerte? Azar? Llámenlo como quieran, pero créanme que sucede!

 

20160523_105347

Dejando huellas. Y así, una amiga nos escribe desde España diciendo “¿Ustedes estuvieron en Buena Vista Hostel? Vi a Blanquita dibujada en la pared!

 

Mineros tenían que ser. Amables, receptivos y no solo porque eran formados en Turismo y Hotelería. Sino porque la gente de Minas Gerais es así… Buena, con paciencia, con TIEMPO, cordiales, agradables, simpáticos.

Hostel amplio y muchos lugares de uso común donde siempre sos invitado a sentarte y charlar. Desayunos extensos, no solo en comida, sino en tiempo. Una taza de café, dos tazas, tres. Uh! Casi mediodía. Compartiendo. Charlando. El tiempo hacía lo suyo: permitir, interactuar, comunicar. Llegábamos a la noche y “churrasco”. Nuevamente un espacio para compartir entre todos, lo sucedido en el día. Risas. Alegría. Historias. Cultura. Lenguas. Dialectos. Del nuevo y del viejo continente. Así. Una familia en tan pocos días. Una familia que te recibe y te espera. 

 

DSC01400

Gracias por recibirnos Diego y Lucas. Gracias Buena Vista Hostel, porque las casualidades no existen!!

Si vas a Ouro Preto, empapáte de esas experiencias vívidas que te hacen sentir en plenitud!! Buena Vista Hostel, buena vibra, buena madera, buena gente.

Visita a Buena Vista Hostel! Mira si por esas “casualidades” encuentras lo que andas buscando?? 

MUCHAS GRACIAS BUENA VISTA HOSTEL Y SU GENTE!!

Dejá una respuesta