NUEVA CARA y preparativos antes de salir…

No habíamos tenido la oportunidad (ni el dinero) para poder realizarle un lindo diseño que nos identificara. Como proyecto. Como estilo de vida. Como presentación. Ahora sí. Gracias a la generosidad de Box Racing – Motorcycle & Tunningcars, ploteamos parte de la kombi (mas del 50% debe seguir siendo Blanca para respetar el nombre en el documento del vehículo y su nombre ficticio “Blanquita”). Embellecimos por  fuera nuestra casita. Por dentro, de a poquito ya la habíamos ido armado. Y así, construimos un lugar que refleja nuestra identidad, nuestra forma de vivir y ver la vida. Todo lo que necesitamos está ahí dentro. Hemos dejado varias cosas. Menos ropa, menos artículos innecesarios. Antes de cargar algo nos preguntábamos… Realmente lo necesitamos? Para qué? Y ahora todo tiene su razón de estar ahí. Salimos mas livianos aún. Con más espacio. Más confort. Más orden. Más felicidad. Menos preocupaciones. 

 

DSCN8802(2)

BR: Logo de Box Racing. Nuestro agradecimiento lo llevaremos hasta Alaska! 

Con moladora en mano, Lucho lijó cada llanta (y un poquito de sus costillas) y luego las pintó con soplete. Las tazas llegaron desde el país vecino. De Brasil!! Blancas y para el modelo 96´. Un combo perfecto! Gracias Famed Consultorios!

Y seguimos disfrutando de esta casa sobre 4 ruedas! Acaso no le realiza retoques a su casa de vez en cuando?? Nosotros también! Y nos encanta!!

También aprovechamos y le verificamos tren delantero, tren trasero, frenos. Cambiamos algunas piezas como juego de pernos de suspensión, pivot, fuelle de los semi ejes traseros. Viste… Ahora sabemos un poco más cómo está hecha Blanquita por dentro.

Le colocamos un medidor de temperatura (para evitar que se nos vuelva a fundir!!), un medidor de presión de aceite y un voltímetro.

Regulamos el motor, ajustamos válvulas, pusimos a puntos los 2 carburadores, sin necesidad de reconstruir el motor ni cambiarle ninguna pieza. Cuando las cosas funcionan, se sienten y se escuchan bien, preferimos no tocar nada.

Se acuerdan que las luces altas y bajas no funcionaban? Y que el limpiaparabrisas tampoco? Sólo podíamos viajar de día y sin lluvia. Ahora también seguiremos viajando de día y en lo posible sin lluvia porque todavía no funcionan. Lo intentamos pero necesitamos un nuevo relay vw.

Ahora tenemos colchones a los que le podemos sacar las fundas para lavar! Gracias a una tía que se dio mañas y lo logró!

4 cubiertas nuevas nos ayudarán a llegar a Alaska! No vamos más rápido. En realidad nunca abandona el carril derecho así que ni hablar de ir por el carril izquierdo, el de la vía rápida.  Y una cajita de herramientas básicas! Pinza loro, tenaza, destornilladores. Gracias Familia!

También retapizamos y rellenamos los asientos y el viajar se tornó más placentero aún. Y por encima de nuestras cabezas un mapa mundial. Es sólo cuestión de levantar nuestras cabezas y sacarnos todas las dudas acerca de este basto mundo que nos queda por recorrer. Gracias Claudio Minardi por tu minucioso trabajo y colaborar con nuestro proyecto.

Ah! Me olvidaba… Se acuerdan del portaequipaje realizado con palets… En un abrir y cerrar de ojos, de manera silenciosa, Lucho se las ingenió y diseñó uno más chiquito, más sofisticado y principalmente que los tornillos no deterioren ni oxiden la chapa (cosa que el otro, por cuestiones de apuro, oxidaron la chapa).

Una alegría inmensa por todo lo que el paso por nuestra tierrita nos regaló! La kombi es la misma, su andar ya no. Nosotros somos los mismos. Nuestras preocupaciones ya no.

Y así comenzamos a entrar en un ritmo de camellos, mientras otros se nos adelantan con una furia arrasadora. Ella avanza a 70 km/hs y 200 km/día para volver a quedarse inmóvil, anclada en sus 4 patas. No lo toma a mal. Ella aprueba este avance con lentitud y profundidad. Y sino, nos lo hace saber. Se empaca. No avanza. Aprender a sentir, a escuchar y a observar. Enseñanza N° 1 de esta expedición!

Dejá una respuesta