InPREGUNTAS FRECUENTES

¿QUÉ SE NECESITA PARA CRUZAR LAS FRONTERAS DE AMÉRICA? Documentos y consejos prácticos

República de Guatemala

Cruzamos 15 fronteras con la Kombi hasta el momento, sin inconvenientes, y ha sido más fácil de lo que nos imaginábamos antes de arrancar. Nuestro mayor miedo era tener un vehículo con patente brasilera y nosotros argentinos, aunque lo importante en es que el documento esté a nombre de quien la conduce, Lucho en este caso. Y nos explicaron: una cosa es la persona (que hace migraciones) y otra es la Kombi (que pasa por aduana).

Los días que hacemos fronteras limpiamos y acomodamos a fondo la Kombi, nos bañamos y/o perfumamos, nos ponemos la mejor ropa y vamos por un nuevo país. Nos guste o no, esto facilita las cosas porque además de mirar el pasaporte te miran a la cara y emiten cierto juicio.

“Mmm… Este es morocho, con tatuaje y aro. Ah! Pero ella es rubiecita ojos verdes. Pasen no más”. Esta “discriminación” se hace más notoria en los aeropuertos. Y tenemos ejemplos para citar, como cuando volábamos a Argentina de visita y Lucho se olvidó de usar nuestros “rituales”: ponernos lo mejor que tenemos y si es posible algo de perfume. Por el contrario, se puso una remera cortada caseramente como una musculosa (el tatuaje del brazo completo quedó expuesto), se olvidó de cortarse la barba y el resultado fue que en el primer control lo hicieron casi que desnudar. Y encima al sacarse las zapatillas con alguna que otra mancha, las medias tenían agujeros.

Con la Kombi pasa exactamente igual. Cuando los oficiales hacen la revisión, no tienen la misma actitud al verla toda acomodada. Asocian a la Kombi con tráfico ilegal de algún estupefaciente y si hay desorden o suciedad lo más probable es que te hagan sacar más cosas de lo esperado. Pero si la ven toda linda, acomodada, limpia y perfumada, ni la revisan, y ha resultado más fácil cruzar el vehículo de lo que creíamos.

Fronteras en las que ha sido un poco mas riguroso el control vehicular:

  • Ingreso a Chile: una de las fronteras más exigentes con las cuestiones orgánicas, nos han sacado miel y semillas. No solo pueden revisar los alimentos, sino también materiales para artesanías como piedras, semillas, aros hechos con ramas de árboles para atrapasueños, hilo sisal (yute), y todo lo que sea orgánico.
  • Ingreso a México: me atoré con un coco para que no me lo quitaran. Con los alimentos “no perecederos” no hay problema en ningún país (mejor si los paquetes están cerrados).
  • Nicaragua: no se puede ingresar con drone (al menos así lo decían unos carteles en aduana). Tampoco a ciertos parques nacionales, pero en ese caso no habría problema, lo dejás en el auto y listo.

Después de ver los pasaportes con varios sellos y que en cada país nos hemos quedado el máximo permitido, 3 o 6 meses, puede que te hagan más preguntas del estilo “¿De qué viven? ¿tienen algún contacto en el país? ¿qué vienen a hacer aquí?” Entre otras. Como yo tengo verborragia en los momentos de nervios, Lucho toma el mando y responde lo justo y necesario. Cuando ingresamos a México por segunda vez, nos hicieron un par de preguntas extras (habíamos estado 6 meses, salimos a Cuba 1 semana y regresamos): – “¿Cuanto se van a quedar?”. – Un mes (pero nos dieron el máximo que son 6 meses).-“¿De qué trabajan?”. – Diseños digitales.

En Honduras no encontramos un cartel de “Bienvenida” al país. Así que ni bien pasamos la frontera, cargamos combustible e hicimos nuestro propio cartelito.

Para ser más claros dividimos el artículo en dos sectores, aduana y migraciones, para describir los documentos que se necesita en cada paso:

MIGRACIONES

Lo primero que hacemos al llegar a una frontera es migraciones, es decir el proceso de salida de las personas, simplemente con el pasaporte vigente. En algunos países como Nicaragua, nos han pedido el carnet de la OMS con la vacuna de la fiebre amarilla. Como conocíamos de ante mano este requisito, nos la aplicamos de manera gratis en Colombia (en esta nota te contamos dónde nos la pusimos), pues en Centroamérica puede costarte un ojo de la cara, y en la frontera misma, unos U$S 100, todo un negocio.

Hay mucha gente en las fronteras de Latinoamérica queriendo “ayudarte” con los papeles y los procesos (obviamente que por algunos pesos) pero siempre los hicimos por nuestra cuenta. Hablamos el mismo idioma, y no hay nada que preguntando no se consiga hacer.

La persona que atiende en migraciones es el responsable por tu entrada al país, y a veces puede pedirte pasaje de salida (aun entrando en vehículo), reserva en hoteles, preguntarte por la cantidad de días de permanencia y que le demuestres el dinero o tarjetas con las que te sustentarás, para asegurarse de que no te quedarás ilegal, que no eres un delincuente y conocer bien tus intenciones.

Casi no nos han pedido todos esos datos por tierra (si mal no recuerdo nunca nos pidieron), aunque por avión suelen ser más estrictos, por ejemplo, cuando volamos de Colombia a Panamá, sí nos pidieron pasajes de salida. Teníamos una reserva de vuelo hecha de Panamá para México, pero sin validez, de hecho en el papel decía “Reserva”. El agente lo vio y sin embargo nos dejó pasar sin preguntar mucho. Creo que una pizca de suerte tenés que tener.

Y con respecto a los días que te dan; si pedís el máximo justificando que la Kombi es lenta y el país extenso y muy bonito para conocer, te lo dan (generalmente es 3 meses o 6) y en algunos países hay posibilidad de prórroga, como en Colombia. Pero conocemos casos que les han querido dar menos tiempo y que peleando un poco le extendieron, y otros que tuvieron que hacer frontera por otro lado (fue el caso de nuestros amigos de Kombi pa`l norte, Nico y Lola, en USA).

A tener en cuenta!!! En realidad, en todos los países del mundo es casi que “obligatorio” un pasaje de salida como una demostración de que dejarás el país y no te quedarás a vivir. Así como también, solvencia económica (puedes mostrar cuentas bancarias, tarjetas de crédito, etc).

Atenti…

En ningún país de Sudamérica nos cobraron por entrar o salir, pero en la mayoría de los países de Centroamérica sí. Contabilizamos alrededor de U$S 300 desde Panamá hasta México, incluyendo nosotros dos, los permisos de circulación de la Kombi y seguros obligatorios (que comprábamos en las fronteras). Para detalles te recomendamos leas las guías.

ADUANA

Es el proceso de control que regula lo que entra y sale del país, como un vehículo y todo lo que transportes.

Para cruzar las fronteras con la Kombi necesitamos:

  • El documento o título del vehículo y la licencia de conducir vigente. En la aduana te entregan un papel de circulación que te permite manejar por el país (en Guatemala nos lo pegaron en el vidrio).

Generalmente le dan la misma cantidad de meses que a las personas. Exepciones:

  • Ecuador: a nosotros nos dieron 6 meses y al vehículo 3, pero puedes pedir prórroga y te dan 3 meses más
  • México: si en el documento del vehículo dice “motorhome o casa rodante” le dan 10 años de permanencia, a diferencia con las personas que nos otorgan 6 meses como máximo (al igual que al vehículo si no dice motorhome).
Una de las fronteras más caras para ingresar. U$S 50 para nosotros dos, y U$S 50 al vehículo (porque el documento dice “Motorhome”, de lo contrario son alrededor de U$S 200 dependiendo del año del carro).

Seguros para el vehículo…

Por otro lado lado en algunos países resulta obligatorio comprar un seguro, llamado SOAT, que te lo venden en las mismas fronteras. Tal es el caso de Perú, Colombia, Costa Rica, Belice y desde enero 2019 en México. Son seguros que comprás por la cantidad de días que quieras, puede ser una semana, 1 mes o 3 meses. El más económico es contra terceros pero también puedes elegir uno contra mayores daños.

Nosotros no salimos con ningún seguro especial, sino que lo íbamos adquiriendo en las fronteras de los países que resultaba obligatorio.

En conclusión

A pesar de que hay leyes y reglas, derechos y deberes a cumplir de ambas partes (de nosotros y del Estado), el azar juega un rol importante al cruzar las fronteras, considerando que los que eligen quiénes pasan y quiénes no son personas y pueden equivocarse, todo es un poco subjetivo; y los papeles que piden varían en función de quién te toque y con qué pie se haya levantado ese día.

0

You may also like

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies